Archive for 13 noviembre, 2013

Yannoh, el café sin café

yannohComo ya sabéis seguimos adentrándonos en el mundo de la macrobiótica. Si habéis leído el artículo anterior sobre el café sabréis que no es nada recomendable su consumo por todas las razones ya explicadas. Por lo tanto necesitábamos un sustituto que no fuera perjudicial para la salud, y hemos encontrado el Yannoh que es el que recomiendan en las dietas macrobióticas como sustituto del café.

Después de un mes y medio de usarlo ya podemos contar nuestra experiencia. Comenzamos usándolo en los desayunos, los primeros días no nos gustaba demasiado, pero la verdad es que para ser un cambio tan rotundo no estaba mal. Con el paso de los días el paladar se ha ido acostumbrando y ahora nos gusta cada día más, hasta el punto de que ahora nos lo preparamos a veces después de comer por puro placer.

Es más caro que el café normal que te puedes encontrar en cualquier supermercado, pero este cunde más, es decir, un paquete del mismo peso dura más días. Y después de tomártelo te quedas con el estómago muy a gusto, y realmente se nota.

Esta hecho exclusivamente con cereales ecológicos y nada más, no tiene cafeína ni ningún tipo de excitante.

En resumen, para los que no lo conozcáis y estéis también entrando en este fantástico mundo os lo recomendamos, lo podéis encontrar en tiendas ecológicas y en algunos herbolarios.

 

Tamari, la salsa mágica

TamariEstas semanas estamos iniciándonos en las recetas de comida macrobiótica. De entrada yo estaba dispuesto a hacer algún sacrificio para adaptarme a esta ‘nueva vida’, esperaba que este nuevo tipo de alimentación no iba a ser tan sabroso y me iba a gustar poco, y que necesitaría un tiempo de adaptación.

De momento solo hemos preparado tres recetas macrobióticas, pero ya solo con estas tres puedo decir que… por lo menos las que he probado me encantan, están igual de ricas o más que las tradicionales a las que estaba acostumbrado. Y yo era de los que decía que un potaje sin carne era como un jardín sin flores :) .

Hasta ahora dos de los platos que hemos preparado me han gustado tal y como quedaron al cocinarlos, y otro de ellos quedo bastante insípido, pero… la receta indicaba que antes de servirlo se le añadiera Tamari a gusto del comensal y ahí es donde todo ha cambiado, esta salsa es mágica, añade intensidad a los sabores de la comida y convierte un plato soso en algo delicioso.

Ahora el tamari se ha convertido en una salsa imprescindible en casa, ya que pega perfectamente con muchas recetas y se trata de salsa de soja fermentada y sal marino, nada más.

Si no la conocéis os recomiendo que la probéis y la añadáis a alguno de vuestros platos, especialmente a esos que no quedan con mucho sabor.

Las recetas que hemos hecho hasta ahora han sido:

Con todas ellas el estomago se queda muy a gusto y sin sensación de pesadez, es muy agradable la sensación de haber comido algo que te sienta bien.